Artur Mas fracasa en las elecciones catalanas


Artur Mas no ha conseguido lo que se proponía adelantando las elecciones catalanas. Quería la mayoría absoluta para gobernar con mano de hierro en Cataluña y avanzar en la creación de un estado propio. Sin embargo, CIU ha perdido 12 escaños y tendrá que aliarse con ERC si quiere seguir su camino hacia la independencia. ¿Un partido de derecha y otro de izquierda pactando? Podría ser, lo único que les interesa es chupar del bote, y para eso necesitan sumar fuerzas. Lo que opinen sus votantes será lo de menos, como siempre.

El Partido Popular de Cataluña ha logrado un escaño más en comparación con las últimas elecciones. Les ha venido bien defender a capa y espada su renuncia a la independencia. Lo mismo pensaba el PSC con su federalismo, una alternativa que no se creen ni ellos. Son un partido a la deriva que cada vez cuenta con menos adeptos. En esta ocasión han perdido 8 escaños.


ERC ha sido la fuerza política que más escaños ha ganado en comparación con las anteriores elecciones. Mucha gente quiere la independencia sin Mas y por eso han obtenido 21 escaños, 11 más que en las últimas elecciones. Son la segunda fuerza política en Cataluña.

Ciutadans también ha salido reforzado con 9 escaños, 6 más que en las últimas elecciones, mientras que Iniciativa per Catalunya Verds ha obtenido 13, 3 más que en 2010. Por último, llama la atención que la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), la propuesta más independentista de todas, ha logrado sumar 3 escaños.

Un dato lo dice todo:

Escaños por la independencia: 86
Escaños por la unidad de España: 46

Es evidente que la gente quiere independencia, aunque no de la mano de un Mas autoritario. Sus recortes han hecho demasiado daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *