Así ataca un tiburón blanco

tiburon blanco
Toparse con un tiburón blanco no es una buena noticia. Es el depredador marino más temido en todo el mundo y el culpable de que muchos bañistas se metan en el agua con miedo en determinadas partes del planeta. A pesar de ello, no causa tantas muertes al año como el elefante o el cocodrilo.

Ataque fugaz

Como podrás comprobar a continuación, el tiburón blanco no se lo piensa demasiado a la hora de atacar. Cuando lo ve claro se lanza con una velocidad increíble y abre su enorme boca para clavar sus dientes en la presa. En este caso los submarinistas que estaban grabando la escena se salvaron por poco, ya que fueron lo suficientemente prudentes como para bajar con una jaula de protección.

Lo más sorprendente de todo es que no se asustaron. Tras el incidente se empezaron a reír como si les acabaran de contar un chiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *