Así es un parto en el agua


Dar a luz en el agua no suele ser lo más habitual, pero algunas mujeres deciden decantarse por esta opción para dar la bienvenida al mundo a sus hijos. Desde la Antigua Grecia y Egipto se hacía, y en algunos pueblos de la costa de Japón las mujeres daban a luz en el mar.

El primer parto en el agua de la edad moderna se produjo en Francia en 1803. La sanidad pública lo cubre en algunos países, pero España no está incluida en la lista.

Pese a que hay una teoría extendida que dice que el bebé sufre menos, lo cierto es que no es así. El agua ofrece bienestar únicamente a la madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.