Besse Cooper muere a los 116 años


Besse Cooper, la mujer más vieja del mundo, ha muerto a los 116 años de edad. Nació el 26 de agosto de 1896 en Tennessee y en enero de 2011 pasó a formar parte del Guinness World Records por su longevidad.

¿Su secreto? Preocuparse de lo suyo y no comer comida basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *