Ciclista con mucha prisa

A punto estuvo de irse al otro barrio un ciclista que tenía mucha prisa. Quedó atrapado entre un autobús de dos pisos y una pick-up. Me ha recordado a esos odiosos motoristas que se te meten por todas partes sin que te des cuenta. ¿Cuándo empezarán a multarles por hacer lo que les da la gana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *