Con la sanidad pública no se juega


Nuestros políticos quieren cambiar el modelo de sanidad que se supone que es el mejor para crear un estado del bienestar. La Unión Europea y países como España quieren convertir la sanidad en un negocio privado. Están dispuestos a privatizar muchos hospitales para que la salud sea un negocio puro y duro, tal y como sucede con las empresas farmacéuticas. ¿Qué pasará? Pues que las personas que no tengan dinero no podrán pagarse tratamientos para curar sus enfermedades. En muchos casos el resultado será una muerte que se podría haber evitado.

A continuación podéis escuchar el caso de una ciudadana americana a la que le diagnosticaron cáncer de garganta. Tuvo suerte y pudo recaudar todo el dinero necesario para ser tratada. De lo contrario habría muerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *