Correr por correr

¿Correr por correr? Sí, muchas veces es así, pero hay que buscarle un sentido a ese esfuerzo que tan bien le sienta al cuerpo después de la ducha. Gracias al siguiente vídeo podréis motivaros para seguir corriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *