Donald Trump se hace con las riendas de Estados Unidos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

donald-trump
Donald Trump ha ganado las elecciones a la presidencia de Estados Unidos. El magnate se ha impuesto a Hillary Clinton por muy poco, ya que ha obtenido incluso menos votos que la candidata demócrata. Sin embargo, ha sumado 290 escaños, mientras que la sucesora de Barack Obama se ha tenido que conformar con 228. Ha triunfado en Nebraska, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Oklahoma, Kansas, Arkansas, Alabama, Luisiana, Kentucky… Solo se le han resistido Estados como Illinois, Minnesota, Virginia o Delaware.

Los estadounidenses han hablado en las urnas

Pocos esperaban su victoria en la mayoría del planeta, pero en Estados Unidos no estaba tan claro que Hillary Clinton fuera a ganar. Era susto o muerte, y al final se ha impuesto la muerte. Eso sí, ha empezado dando las gracias a todo el mundo con un discurso conciliador, ya que quiere unir a demócratas, republicanos e independientes para reconstruir el sueño americano y ser la nación más poderosa del mundo.

¿Mejorará la relación con Rusia?

Lo que puede cambiar mucho es la relación con Rusia, ya que Trump es un admirador de Vladimir Putin. Eso sí, los mexicanos ya se pueden preparar, ya que lo van a tener más difícil que nunca. No hay que olvidar que quiere levantar un muro para que no puedan llegar al país tan fácilmente.

putin-y-obama

Los inmigrantes lo van a pasar mal

El nuevo presidente de los Estados Unidos ha prometido echar a los 11 millones de inmigrantes que no tienen papeles, algo que sin duda alguna violará los Derechos Humanos por varias razones. Dudo que lo hagan con elegancia. De hecho, incluso podrían vetar la entrada de musulmanes al país, violando de esta forma los principios de igualdad que figuran en la Constitución de EE.UU.

Para terminar, decir que la extrema derecha se ha alegrado del triunfo de Trump, lo cual no nos extraña en absoluto. En Europa, Marine Le Pen y Gert Wilders no han tardado en felicitar al ganador, con quien simpatizaban por motivos más que evidentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *