Oso polar atacando a un cámara


Un oso polar atacó a un cámara de la BBC, aunque afortunadamente no le pasó nada porque se encontraba en una jaula de plexiglás, un vidrio acrílico muy resistente.

El mamífero de 500 kilos de peso estaba hambriento e hizo todo lo posible por llevarse algo a la boca. Durante 45 minutos clavó sus colmillos en la jaula y dio todos los golpes que pudo con sus zarpas. Gordon Buchanan, el cámara que se desplazó hasta el norte de Noruega para contribuir a la creación de un informe llamado “La familia del oso polar soy yo”, mantuvo la calma en todo momento.