El béisbol y los muros


Los jugadores de béisbol no pueden correr como pollo sin cabeza a por la pelota que acaba de salir disparada por el bate de uno de los adversarios. Es importante que se fijen en los muros que delimitan el terreno de juego, porque de lo contrario te puede pasar lo que Bryce Harper nunca olvidará.

El jugador de los Washington Nationals se comió uno de los muros por medir mal. El impacto con la cara fue brutal, tanto que se tuvo que marchar directo al hospital para recuperarse. Por suerte no perdió la consciencia y pudo abandonar el campo de los LA Dodgers por su propio pie.

Coz muy merecida

Tengo que decir que me alegro de que el protagonista del siguiente vídeo saliera escaldado. A un caballo no se le puede vacilar demasiado…

Tirarse a una piscina sin agua

Tirarse a una piscina sin agua no es muy buena idea, sobre todo si se hace desde un tobogán y a gran velocidad. Uno de los dos idiotas que protagonizan el siguiente vídeo casi se queda parapléjico, la verdad es que tuvo bastante suerte.

Vacilar puede salir muy caro

Hay que tener en cuenta que para vacilar hay que estar muy seguro de lo que se va a hacer. El protagonista del siguiente vídeo quería impresionar a unas chicas y un poco más y se mata.

Darse un golpe bailando “Billy Jean”

Recordar a Michael Jackson bailando “Billy Jean” está muy bien. Sin embargo, hay que ser un poco prudente para evitar darse un golpe como el protagonista del siguiente vídeo. Una lástima porque lo estaba haciendo muy bien…

Golpe en la cara haciendo gimnasia

No os perdáis al gimnasta que aparece en el siguiente vídeo. En uno de sus ejercicios mide mal el salto y se da un golpe que termina con su cara en el suelo. Seguro que la próxima vez irá con más cuidado…