En Kiev es difícil encontrar el coche cuando nieva


Los ciudadanos de Kiev están acostumbrados a pasarlas canutas cada vez que van a subirse al coche. Cuando nieva, encontrarlo es más complicado que en los típicos parkings de los centros comerciales que te obligan a recordar la planta, el número, la letra y el dibujito de turno.

Niño de 4 años obligado a correr casi desnudo en la nieve

Polémico vídeo el que nos llega desde Estados Unidos. Un niño chino de 4 años fue obligado a correr casi desnudo en la nieve por las calles de Nueva York. Sus padres le obligaron alegando una “extrema necesidad de fortalecer el carácter de su hijo y su salud”. ¿Por qué no lo hacen ellos también?

Caída en moto de nieve

A continuación vais a poder ver una caída en moto de nieve. El protagonista del vídeo lo grabó todo en primera persona. La verdad es que impresiona ver cómo empieza a caer montaña abajo después de golpearse con dureza.

Caída en la nieve

El protagonista del siguiente vídeo se llevó un buen susto cuando trataba de prepararse para un descenso en la nieve. Estaba situado a una altura considerable y se vino abajo sin quererlo. Se puedo haber matado, pero por suerte salió prácticamente ileso de varios golpes que no olvidará nunca.

Tragar nieve

La temporada de nieve nos está dejando imágenes muy divertidas. En el siguiente vídeo podéis ver a un personaje que tragó nieve sin esperarlo.

Bola de nieve sobre un coche

Vas conduciendo tranquilamente por la autopista, sin correr demasiado y pensando que todo va bien. Sin embargo, de repente ves como una bola de nieve cae encima del parabrisas de tu coche. ¿Qué haces? El protagonista del siguiente vídeo ni se inmutó.

Camionero loco

El camionero que podéis ver a continuación está muy loco, conduce a toda velocidad pese a que la carretera está helada y con nieve. Por poco provoca un accidente múltiple, lo que hubiera supuesto una tragedia en toda regla.

La gran nevada de Barcelona

Barcelona queda completamente cubierta por la nieve el 8 de marzo de 2010. La gran nevada sorprende a los barceloneses, poco acostumbrados a estos temporales a cotas tan bajas.