Pandas escapando de una cuna


No hay nada más gracioso que unos pequeños osos panda. Son como un peluche, suaves a más no poder. Por eso siempre apetece ver vídeos como el que se muestra a continuación.

Oso polar atacando a un cámara


Un oso polar atacó a un cámara de la BBC, aunque afortunadamente no le pasó nada porque se encontraba en una jaula de plexiglás, un vidrio acrílico muy resistente.

El mamífero de 500 kilos de peso estaba hambriento e hizo todo lo posible por llevarse algo a la boca. Durante 45 minutos clavó sus colmillos en la jaula y dio todos los golpes que pudo con sus zarpas. Gordon Buchanan, el cámara que se desplazó hasta el norte de Noruega para contribuir a la creación de un informe llamado “La familia del oso polar soy yo”, mantuvo la calma en todo momento.

Oso polar como mascota

No es lo más normal del mundo, pero algunos tienen un oso polar como mascota. El protagonista del siguiente vídeo se lo pasa en grande jugando y bañándose con su criaturita.

Oso polar ataca a una mujer

Menudo susto se llevó una mujer en Rusia que fue atacada por un oso polar. Por suerte el animal no se cebó con ella y la cosa terminó bastante bien. El lanzamiento de una botella fue vital para evitar la tragedia.

Oso llevándose un bebé alce

En Thunder Bay, en la provincia de Ontario (Canadá), una cámara captó el momento en el que un oso se llevaba a un bebé alce justo delante de su madre. El mundo animal a veces es muy cruel, es la lucha por la supervivencia.

Muere por el ataque de un oso pardo

En el siguiente vídeo, que no sé yo si durará mucho tiempo disponible en YouTube, podéis ver a un pobre hombre que murió por culpa del ataque de un oso pardo. La herida que le hizo en el cuello provocó su muerte 25 minutos más tarde.

Oso en la oficina

Tengo que reconocer que me siento muy identificado con este oso que va a trabajar a la oficina cada mañana. Tiene mucha faena, tiene que salir a la calle para fumar, ve vídeos de osos… vamos lo normal.