La historia de un abrazo eterno

abrazo eterno
Es una de las historias más tiernas que he escuchados en los últimos años. Alexander y Jeanette Toczko, de 95 y 96 años respectivamente, fallecieron en California abrazados y con apenas unas horas de diferencia. Aimee Toczko-Cushman puede dar fe de ello. Se dieron el último abrazo en un hospicio en el que les dejaron estar juntos hasta el final.

Estaban hechos el uno para el otro

Tras 75 años casados, eran inseparables. Se conocieron a los 8 años y se casaron en 1940, y desde entonces habían sido muy felices. Prueba de ello es que han dejado este mundo con 5 hijos, 10 nietos y 6 bisnietos que han lamentado mucho su pérdida. La propia Aimee ha descrito de la mejor forma posible la relación de sus padres:

Sus corazones latían como uno solo desde que tengo memoria.

Alexander se rompió la cadera y tuvo que quedarse en cama sin hacer nada. Eso hizo que la salud de Jeanette empeorara, hasta que finalmente los dos encontraron la paz y abandonaron este mundo de la mano, fundiéndose en un abrazo.

Has muerto en mis brazos y te quiero. Te quiero, espérame, pronto estaré ahí.

Imagen: 10news.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *