Nik Wallenda cruza el cielo de Chicago

Nik Wallenda
El funambulista Nik Wallenda lo ha vuelto a hacer. El pasado domingo logró dos nuevos récords en Chicago. Fue capaz de moverse entre la torre oeste de Marina City y el edificio Leo Burnett por un cable de acero con la misma anchura que una moneda de 10 centavos.

A más de 180 metros de altura, y con todo el país pendiente de su actuación, no le temblaron las piernas y completó un recorrido no apto para personas con vértigo. Aquí en España lo pudimos seguir a través de Discovery Max.

Le encanta estar en la cuerda floja

No es la primera vez que hace algo así, desde luego. Acumula un total de diez récords y puede decir que ha cruzado las cataratas del Niágara y el Gran Cañón sin inmutarse. También es la persona que ha realizado el trayecto más largo sobre un cable subido a una moto y a una bicicleta, y por si fuera poco ha sido capaz de colgarse de un helicóptero sosteniéndose con sus dientes. Hay que estar muy loco para hacer todo eso.

Nik es consciente de los peligros que entraña hacer este tipo de cosas. Ha perdido a siete miembros de su familia, como por ejemplo su tatarabuelo Karl Wallenda. En marzo de 1978, con 73 años de edad, trató de cruzar las torres de un hotel en Puerto Rico y cayó al vacío. Siempre decía que quería morir de esa forma, pero el caso de Nik es distinto. Ahora tiene 35 años y le gustaría retirarse dentro de 10 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.