Tim’s Place, un restaurante dirigido por una persona con síndrome de Down


Nacer con síndrome de Down no tiene que ser un problema que te amargue la vida. Tim Harris nos lo demuestra sacando adelante su propio negocio, un restaurante en el que solo está permitido ser feliz.

Está ubicado en Albuquerque, en el estado de Nuevo México, y es todo un éxito. Los clientes disfrutan de un servicio fantástico, con sonrisas y abrazos que se incluyen en el precio sin coste extra.

Con todo esto quiero deciros que en esta vida no hay barreras insuperables. Uno tiene que luchar por sus sueños y no rendirse nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *