Un bebé prematuro resucita gracias al amor de su madre

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Seguramente estemos delante de un milagro, pues un bebé prematuro de menos de un kilo de peso, de tan solo 27 semanas, al que los médicos habían dado por muerto al nacer “resucitó” en los brazos de su madre, dos horas más tarde de confirmar su fallecimiento. El cariño de madre hizo que la joven lo acurrucara contra su pecho desnudo, cerca de su corazón, y lo mantuviera allí durante un buen tiempo, entre palabras de consuelo, ánimo, caricias y lágrimas. Eso lo llevó de nuevo a la vida. El amor de una madre es lo más grande.

Historia,

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *