Un jugador de fútbol australiano estrangula a su rival

Estuvo a punto de morir, pero el resto de jugadores lo impidieron. A Brian Lake se le fue la cabeza por completo y empezó a estrangular a Drew Petry tras un rifirrafe que habían tenido en pleno partido de fútbol australiano. Estuvieron forcejeando en el suelo hasta que los compañeros de uno y otro evitaron la tragedia. Lo más increíble de todo es que solo le han sancionado con cuatro partidos de suspensión, cuando debería ser juzgado por intento de asesinato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *