Una caída tonta te puede costar la vida

Por increíble que parezca, una caída tonta te puede costar la vida. Un buen ejemplo de ello es el siguiente vídeo, aunque por suerte el protagonista se salvó y no sufrió ninguna lesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *