Un millonario estadounidense se suicida tras escuchar un veredicto

Sobrecogedor vídeo el que nos llega desde Arizona, Estados Unidos. Un millonario que se ganaba la vida como corredor de bolsa se ha suicidado después de ser condenado a 16 años de prisión.

Todo empezó cuando en 2009 se quemó su lujosa mansión valorada en 2,7 millones de dólares. El seguro desconfió de lo ocurrido y las autoridades le declararon culpable. Él, desesperado por la decisión, optó por la vía del suicidio tomándose dos pastillas que le provocaron una parada cardiorrespiratoria pocos segundos después de tomárselas. En el vídeo se puede ver cómo empieza a convulsionar antes de caerse al suelo desplomado.

A sus 53 años, Michael Marin tenía muchos problemas económicos y no podía vender su casa. Tampoco podía pagar la hipoteca. Las autoridades creyeron que provocó un incendio para que el seguro se la pagara. Lo malo es que no le creyeron y en Arizona incendiar una propiedad donde vive gente tiene la misma pena que un asesinato de segundo grado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *