La historia de un manifestante que fue apalizado por tirar dos huevos a una sede del PP

Espero que esta tarde todos vayáis a las manifestaciones que tendrán lugar por toda España. Tenemos que reclamar ahora más que nunca, tenemos que luchar por nuestros derechos y por los de nuestros hijos. Se están cargando a los trabajadores y la situación es insostenible.

Precisamente por eso la semana pasada un joven llamado Sergi García decidió acudir a una manifestación. Está en el paro y tiene que luchar por su mujer y su hijo de 4 años. Lo que hizo mal fue lanzar dos huevos a una sede del PP, aunque eso no justifica que luego fuera golpeado con dureza por los Mossos d’Esquadra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *