EVO Banco se baja los humos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


bajemonosloshumos
Tremenda la campaña de publicidad que han puesto en marcha en EVO Banco, donde pueden decir sin miedo a equivocarse que no son iguales a los demás participantes de un sector que forma parte de nuestras vidas.

Nos han sorprendido empleando el hashtag #BajémonosLosHumos, eso que nos viene tan bien de vez en cuando para no creernos los reyes del mambo.

Nunca está de más bajarse los humos

En la vida se dan numerosas situaciones en las que se producen bajadas de humos considerables. Por ejemplo, sucede cuando nuestro jefe sabelotodo habla de cualquier tema como si lo manejara a la perfección, cuando en realidad no tiene ni idea y le dedicamos un “zasca” muy sutil, de los que escuecen sin poner en peligro el puesto de trabajo.

Lo mismo sucede con esos entrenadores de fútbol que disfrutan sacando pecho cuando su equipo gana, desprestigiando a sus colegas de profesión en público como si eso les beneficiara. ¿Qué pasa cuando pierden contra un rival de inferior presupuesto? Que la bajada de humos es instantánea y celebrada por la mayoría de los aficionados. Es una cura de humildad de la que se debería aprender siempre.

La sociedad sabe lo que quiere

Para no verse como el jefe y el entrenador de los dos ejemplos que acabamos de mencionar, en EVO no quieren despegar los pies del suelo para estar cerca de quienes depositan su confianza en ellos día tras día. No quieren que el hecho de ganar poder les desvíe de sus objetivos, de su forma de entender una sociedad que cada vez es más transparente y flexible. Si lo hacen, verán como sus clientes les dan la espalda sin remordimientos.

La diferencia entre “dinero” y “mi dinero”

No son tontos y saben que no es lo mismo hablar de “dinero” que hablar de “mi dinero”. Y cualquiera de nosotros también lo sabe. Gastarse el dinero que uno se ha ganado a base de esfuerzo y sudor cuesta más que gastarse el dinero que te cae del cielo cuando eres joven y vives bajo el paraguas de tus padres.

Una cuestión de principios

La filosofía es clara y no van a cambiar de parecer de la noche a la mañana. En EVO Banco lamentan que la banca no atraviese uno de sus mejores momentos en cuanto a nivel de confianza de los consumidores se refiere, así que están dispuestos a continuar con una revolución que iniciaron años atrás. Una revolución que pasa por dar más a los clientes y menos al banco. De ahí que bajarse los humos sea un requisito indispensable para poder decir que nunca van a ser como la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *